Español (ES)
Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Gamer-Zone-3D
Grupo / Formado por 240 miembros
Temática:

VideoJuegos

Gamer-Zone-3D
¡Thank you Mario!

Unirme al grupo

Reportar abuso

Foro del grupo

Responder / Comentar
Foro Gamer-Zone-3D
Por Bnbm17327
Hace 1 mes / Respuestas: 5 / Lecturas: 96

Atroces Incidentes Relacionados con Videojuegos y Consolas

En 1997, un chico estadounidense de 13 años llamado Noah Wilson, falleció tras ser apuñalado en el pecho con un cuchillo por su amigo Yancy.

Resulta que éste era fanático de Mortal Kombat 3, y se creía Cyrax, aunque su fatality nunca fue como la manera en que acabó con su amigo.

Otro caso que involucra a la misma franquicia de lucha, ocurrió en 2007, donde Lamar Roberts, un afrodescendiente de 17 años, y su novia de 16, Heather Trujillo, mataron a golpes a una niña de 7 años, procurando imitar los movimientos fatales de los distintos personajes.

Lamar fue sentenciado a 36 años de prisión, y Heather a 18 años.

Atroces Incidentes Relacionados con Videojuegos y Consolas



En 1998, en Arkansas, Estados Unidos, Mitchell Johnson y Andrew Golden de 13 y 11 años respectivamente, mataron a tiros a 4 estudiantes y un maestro en la secundaria Westside.

A menudo estos chicos jugaban al GoldenEye 007 y varios otros shooters, por lo que se supone que fue su inspiración.





En 1999, en Columbine, Colorado, Eric Harris y Dylan Klebold de 18 y 17 años respectivamente, mataron a 12 estudiantes, a un profesor y a ellos mismos en la secundaria Columbine.

Ambos estaban obsesionados con Doom, incluso el primero creó un mod llamado Tier.





En el 2000, en Murcia, España, un joven de 16 años, llamado José Rabadán Pardo, asesinó con una katana a su padre, su madre y su hermana.

Proclamando que se encontraba en una "misión vengadora" de Squall Leonhart, protagonista de Final Fantasy VIII.





En 2001, un estadounidense de 21 años, llamado Shawn Woolley, se suicidó debido a su adicción con EverQuest.

Esto fue porque, a pesar de que era un usuario de alto nivel en el juego, el mismo ya no le parecía divertido luego de tanto tiempo, pero su adicción era tal que aunque se supone que el MMO ya le aburría, no lo podía dejar aún así, por lo que decidió terminar con su vida.





En 2003, el estadounidense Dustin Lynch, de 16 años, asesinó a una chica llamada JoLynn.

Ese mismo año, en Tennessee, 2 hermanastros estadounidenses llamados Joshua y William Buckner, de 14 y 16 años respectivamente, usaron un rifle disparando contra vehículos en la Interestatal 40, matando a un hombre de 45 años y una chica de 19.

En ambos casos, los responsables admitieron estar obsesionados con GTA III, videojuego que los inspiró.





En el mismo año, en Alabama, Estados Unidos, un afrodescendiente de 18 años llamado Devin Moore, mató a tiros a 2 policías y un operador poco después de quitarle el arma a uno de los agentes tras su intento de arresto por robar un vehículo.

Se supo que éste se inspiró en GTA: Vice City para hacer lo que hizo.





En 2004, en Leicester, Inglaterra, Warren Leblanc, de 17 años, atrajo a Stefan Pakeerah, de 14, a un parque, y lo asesinó usando un martillo y un cuchillo.

Se reveló que el joven estaba obsesionado con Manhunt, aunque no tenga una copia del juego.





Ese mismo año, en China, un sujeto de 41 años, llamado Qiu Chengwei, apuñaló hasta morir a Zhu Caoyuan de 26 años.

Esto fue por una disputa sobre la venta de un arma que ambos ganaron conjuntamente en The Legend of Mir 3.





Nuevamente, ese mismo año y nuevamente en China, un chico de 13 años llamado Xiao Yi, saltó de un edificio de 24 pisos hacia su muerte, producto de su adicción por Warcraft III, con el cual, antes de morir, estuvo jugando 36 horas consecutivas.

Según su nota de suicidio, éste buscaba reunirse con sus compañeros de juego en el más allá.





En 2005, el surcoreano Lee Seung Seop, de 28 años, murió tras jugar StarCraft durante 50 horas seguidas.

Algo similar pasó en China en 2007, donde un hombre murió tras pasar 3 días seguidos jugando en un cibercafé.





Ese mismo año, en Texas, Alejandro García de 22 años, disparó y mató a su primo, luego de discutir sobre a quién le tocaba jugar Scarface: The World is Yours.

Se declaró culpable, y fue condenado entre 15 y 30 años de prisión.

Algo similar pasó en 2009, donde en Chicago, Illinois, Joseph Johnson III mató a tiros a su amigo Danny Taylor, durante una discusión sobre un videojuego.





En 2007, en Ohio, Daniel Petric de 16 años, escapó por la ventana de su cuarto para ir a comprar Halo 3, en contra de las órdenes de su padre, un ministro de una iglesia evangélica.

Tras conseguirlo, y pasar 18 horas jugando, su padre terminó prohibiéndole dicho juego, y lo guardó en una caja fuerte, donde también tenía una pistola de 9 mm.

Poco después, el chico logró conseguir la llave para la caja, donde logró sacar el juego y el arma, por lo que se dirigió a la sala de estar, y mató a tiros a su madre e hiriendo a su padre.

El joven fue condenado a cadena perpetua, aunque luego fue conmutado a 23 años de prisión.





En 2007, un ruso fue asesinado a golpes por una discusión sobre Lineage II.

Resulta que su gremio y un rival se desafiaron a una batalla en la vida real.





En 2008, 4 adolescentes neoyorquinos fueron arrestados luego de lanzarse a una ola de crímenes: primero robaron a un hombre, le arrancaron los dientes, y luego detuvieron a una mujer que conducía un BMW, robándole el vehículo y los cigarrillos.

Ese mismo año, un tailandés de 19 años, apuñaló y mató a un taxista para robarle su dinero.

En ambos casos los jóvenes declararon ser impulsados y motivados por GTA IV.





Ese mismo año, en Ontario, Canadá, un chico de 15 años llamado Brandon Crisp, luego de una feroz discusión debido a que sus padres le quitaron su Xbox 360 por su obsesión por Call of Duty 4: Modern Warfare, empacó su mochila y se fue de la casa montado en su bicicleta.

Sus padres esperaban que regresara en pocas horas con el rabo entre las piernas, pero simplemente desapareció, el chico no volvía.

Poco después lo encontraron muerto en un sendero cubierto por la maleza.

La autopsia reveló que falleció debido a caer de un árbol.





En 2010, un chico estadounidense de 9 años llamado Anthony Maldonado, fue asesinado a puñaladas por su pariente de 25 años, Alejandro Morales, luego de una fuerte discusión por su PS3 y el juego Tony Hawk: Ride.





Ese mismo año, en Manchester, Inglaterra, Gary Alcock de 28 años, golpeó, abofeteó, y pellizcó a su hija de 15 meses llamada Violet, durante semanas, hasta finalmente matarla.
Esto es porque la pequeña lo interrumpía mientras jugaba en su Xbox.

La pequeña recibió 35 lesiones distintas, entre ellas hematomas, fracturas de costillas y daño cerebral.
En su hora final, Gary le dio un brutal puñetazo en el estómago que le desgarró los órganos internos y le dio su inevitable muerte.

La novia de Gary y madre de la pequeña, llamada Flanagan, en ningun momento se dispuso a proteger a Violet, ya que estaba desesperada por seguir teniendo a un hombre en su vida, antes que proteger a su hija.

Gary fue condenado a cadena perpetua, o cumplir al menos 21 años en prisión.
Mientras que Flanagan, fue condenada a 5 años de prisión.





En ese mismo año, en Cambrai, Francia, un joven de 20 años llamado Julien Barreaux, localizó y mató a puñaladas a un usuario conocido como "Mikhael".

Éste último había matado a su personaje en Counter-Strike con un cuchillo en una de sus partidas, a lo que Barreaux, enfurecido por esta plaga contra su talento, lo buscó durante 6 meses, hasta localizarlo, aparecer en su casa, y asesinarlo apenas lo recibiera en su puerta.

Fue arrestado una hora despues y el juez lo calificó como una verdadera amenaza para la sociedad.





Ese mismo año, en Pensilvania, un chico de 16 años llamado Kendall Anderson, mató a martillazos a su madre mientras dormía.

Esto fue porque ella le había quitado su PlayStation.





En 2011, en Países Bajos, un joven de 24 años llamado Tristan van der Vlis, abrió fuego en un centro comercial con un rifle semiautomatico y una pistola, matando a 6 personas e hiriendo a 17.
Acto seguido, se suicidó.

Incluso ese mismo año, Anders Behring Breivik, un terrorista neonazi noruego, detonó un coche bomba en el barrio del gobierno ejecutivo, a lo que luego viajó a un campamento de verano para adolescentes, y mató a muchas personas.
Siendo un total de 77 muertos y cientos de heridos.

Ambos afirmaron haberse entrenado con Call of Duty: Modern Warfare 2, concretamente con la controvertida misión "Nada de ruso".





En 2012, un chico estadounidense de 13 años llamado Noah Crooks, mató a tiros a su madre con un rifle calibre .22 luego de un intento fallido de violarla.

Segun su llamada al 911 poco después de asesinarla, él lo hizo porque ella le quitó Call of Duty debido a que sus calificaciones bajaron.





El mismo año, en Clydebank, Escocia, un chico de 13 años degolló a su amigo tras una partida de Gears of War 3.

La herida fue lo suficientemente profunda para exponer su tráquea, pero milagrosamente, el chico sobrevivió, y requirió 20 grapas después de la cirugía.





En 2012 se llevó a cabo un feroz tiroteo en la escuela primaria Sandy Hook en Estados Unidos, de parte de Adam Lanza, un joven de 20 años, matando a 26 personas (20 niños y 6 adultos).

Para colmo, antes de eso mató a su madre. Y luego de realizar la masacre y llegar los socorristas, se disparó a la cabeza.

Se reveló que estaba obsesionado con juegos como Mass Effect, StarCraft, Call of Duty, entre otros.





En 2017, un residente de Ohio de 18 años llamado Casey Viner, frustrado por el fuego amigo que arruinó una partida online de Call of Duty: WWII en un torneo que costaba 1.50 dólares en apuestas, amenazó con swattear al culpable: Shane Gaskill, de 19 años, residente de Wichita, Kansas.

El asunto es que, Gaskill, publicó una dirección falsa, provocando a Viner que lo intente si se atreve.
Y Viner, contactó a Tyler Barriss, de 25 años, residente de Los Angeles, quien llamó a la policía del lugar para que vayan a su casa, quien mintió diciendo que el sospechoso mató a su padre, que tenía a su madre y hermano como rehenes, y planeaba incendiar la casa.

La policía fue al lugar indicado, en el cual residía un individuo llamado Andrew Finch, de 28 años, quien estaba con su madre, su sobrina y otros familiares.
Al llegar, le ordenaron salir y que levante las manos, pero apenas lo hacía, el oficial Justin Rapp, repentinamente vació el cargador, inflando a tiros al hombre inocente, perforando su corazón y pulmones.

Luego de esto, Viner (el usuario que inició todo) fue sentenciado a 15 meses de prisión y 2 años de libertad condicional.
Gaskill (el que provocó a Viner y mandó la dirección falsa) fue sentenciado a 18 meses de prisión.
Barriss (el que engañó a la policía), fue sentenciado a 20 años en una prisión federal.
Sin embargo, Rapp (el policía que disparó al muchacho) no fue acusado por la muerte del chico, cosa que enfureció mucho a la familia, e incluso provocó el suicidio de la sobrina.





En 2018, un chico de 15 años de Manchester, Inglaterra, llamado Ben Walmsley, se suicidó debido a su locura y obsesión con Doki Doki Literature Club.

Resulta que el chico quedó marcado por una trama secundaria de dos de las protagonistas de la obra, donde sufren de depresión y luego se suicidan.

Por lo que éste se despertaba por las noches, afirmando recibir mensajes telefónicos de las mismas, arrastrándolo al lado obscuro, llamándolo.





Y bueno, eso es todo por el momento.

Salu2 a todos.
EDITADO EL 28-05-2024 / 20:23 (EDITADO 2 VECES)
8 VOTOS
Pokedavidmaster14647
Hace 1 mes1
La gente está muy mal, a mi me encantan los juegos de rol (rpgs) sobretodo los tipo japo como dragon quest, esos mundos maravillosos coloridos y mágicos, pero no por ello creo que
4 VOTOS
Esteban-huchija2075Hace 1 mes2
El caso de Doki Doki literature club da mucho miedo, como para no jugar ese juego nunca  

Es curioso que el 90% de los caos sean siempre angloparlantes  
4 VOTOS
Atreus9001231Hace 1 mes3
Bueno pero no hay que culpar a los Juegos, sino a diferentes enfermedades mentales y por su puesto a la venta de armas en cierto país, claro, es lo que tiene.
2 VOTOS
ArrowFlash2660Hace 1 mes4
Lo dicho, el problema no lo tienen los videojuegos, sino la sobreexposición a la violencia a la que nos someten desde niños en diferentes medios y su consecuente normalización. ¿Alguien ve natural que la violencia esté tan masificada en los videojuegos, por ejemplo, y en cambio, los temas sexuales se toquen con mucha más moderación y casi sean un tema tabú? Digo, sé que en la actualidad hay más videojuegos presentando estos contenidos que antes (ejem, Baldur's Gate 3), pero en comparación se sigue considerando mucho más aceptable meter violencia extrema en un juego a meter sexo (ejem, Bethesda, ejem), algo que en mi cabeza no cobra sentido. En fin...

Edito para decir que la mayoría de las personas de esta lista acabaron cometiendo estos crimenes seguramente porque tenían algún problema psicológico ya de entrada. Mi comentario va más dirigido a la violencia de la sociedad en general y cómo el que se nos inculque eso desde niños en todo el jodido entretenimiento no ayuda para nada.
EDITADO EL 29-05-2024 / 04:44 (EDITADO 1 VEZ)
3 VOTOS
Carlosdeb2821Hace 1 mes5
Uf, me acuerdo de Breivik. Maldito degenerado, cómo jugó con las autoridades.
1 VOTO
Responder / Comentar
Subir
Grupo > Gamer-Zone-3D > Atroces Incidentes Relacionados con Videojuegos y Consolas

  • Regístrate

  • Información legal
Juegos© Foro 3DJuegos 2005-2024. . SOBRE FORO 3DJUEGOS | INFORMACIÓN LEGAL