Español (ES)
Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Echoes of Fantasy
Grupo
CERRADO
/ Formado por 24 miembros
Temática:

VideoJuegos

Echoes of Fantasy
Algún día... algún día los videojuegos dominarán el mundo!!

Unirme al grupo

Reportar abuso

Foro del grupo

Tema cerrado
Foro Echoes of Fantasy
Por Samanosuke0154392
Hace 2 meses / Respuestas: 0 / Lecturas: 6

[Jueguículas] DOOM: Annihilation

...
¿Qué tal gentucilla?

Hoy lo que tocaba no era precisamente la review de esta la última cinta en adaptar el clásico de Id Software, sino el análisis de Leyendas Pokemon: Arceus. Sin embargo, tras encontrarme anoche en la tele esta joyita, de pura casualidad, no pude aguantar las ganas de hablar de ella como dios manda y a no mucho tardar. Empecemos!

[Jueguículas] DOOM: Annihilation
...
...
...
...

Como ya en la reseña de la primera aparición de DOOM en la gran pantalla hicimos un más que decente repaso a la saga de videojuegos, exceptuando el reciente DOOM Eternal, no repetiremos aquí lo mismo. Es por ello que comenzaremos directamente hablando de la película en sí y, más en concreto, de su valor como adaptación. Si bien la cinta protagonizada por Dwayne Johnson y Karl Urban tomaba como referencia principal el siempre genial, y a veces no tan reconocido como debería, DOOM 3. Lo que aquí veremos es una adaptación de los dos primeros juegos. O bueno, más bien del primero, dejando un final abierto con la clara intención de plasmar los acontecimientos de DOOM II en una futura secuela. Y qué queréis que os diga, pero dejando a un lado su calidad cinematográfica, en la que más adelante nos explayaremos a conciencia, lo cierto es que como adaptación resulta bastante más fiel y respetuosa de lo que hubiese podido imaginar. Está llena de pequeños detallitos aquí y allá, como la siempre obligatoria referencia a Carmack, la también necesaria presencia de la BFG, la escopeta de dos cañones o la mítica motosierra, el uso de unas tarjetas de colores muy parecidas a las que recogíamos en los juegos, los clásicos enemigos que lanzan bolas de fuego, etc. Además, el núcleo argumental, aún con sus libertades, respeta la "historia" del primer DOOM, lo cual se agradece.

Hasta ahí todo correcto. Lamentablemente, el cupo de posibles alabanzas que podríamos dedicarle a la adaptación de Tony Giglio se ha llenado y a partir de ahora todo irá cuesta abajo y sin frenos. De hecho, una de las cosas que más acusaremos mientras vemos la cinta será la de un ritmo francamente irregular. Presentando algunos momentos bastante entretenidos y más o menos bien dirigidos, para luego encontrarnos con otras muchas situaciones que romperán el desarrollo de la forma más desastrosa posible. Aunque si algo tuviese que destacar para mal en este sentido eso seguramente sería la misma introducción de la aventura. Una que quizá se sienta demasiado larga, haciéndonos esperar casi treinta minutos para mostrar algo mínimamente interesante, e insulsa, tratando de copiar, muy descaradamente por cierto, a un clásico como Aliens: El regreso, aunque sin disponer del talento y oficio de un director como James Cameron. La presentación del variopinto grupo de marines que nos tocará sufrir durante toda la aventura y su posterior preparación para la misión que está por llegar no augura nada bueno. Al contrario, ya nos hace sentir una más que evidente predisposición ante la posibilidad de comernos un mierdón como una casa de grande. Lo cual, lamentablemente, acabará pasando.

El trabajo de los actores es como para hacérselo mirar. De hecho, comparándolo con el relativo a la anterior cinta de DOOM no podría quedar más en evidencia. Aquella tenía a un Dwayne Johnson que si bien nunca se ha revelado como un gran actor, sí que goza de un carisma francamente arrollador y con el que siempre logra dotar de interés a sus personajes. Y a su alrededor metía a actores tan talentosos como Karl Urban o Rosamund Pike, lo cual siempre es un buen punto. Aparte de un plantel de secundarios que no destacaba, pero que al menos sabían remar en la dirección correcta. Todo se sentía bastante natural y te creías que eran marines de verdad, con sus peculiaridades y extrañezas, pero unos rudos marines al fin y al cabo. ¿Qué es lo que tenemos en Annihilation? Pues un grupo de personajes que nunca podríamos tomarnos en serio. Quizá salvando en cierto modo a Amy Manson y Dominic Mafham, que si bien no destacan, al menos sí parecen tomarse en serio sus papeles. Bajando un poco más el listón tenemos a quienes no aportan nada y quienes sí ofrecen algo... aunque manteniendo un tenso equilibrio entre la seriedad y el ridículo. Como Nina Bergman, Amar Chadha-Patel, Louis Mandylor, Arkie Reece o Gavin Brocker, por ejemplo. Y el resto... en fin, casi parece que hubiesen salido de algún fan film con mucho corazón pero nulo talento. Como Clayton Adams, que parece haber hecho propia la idea de sobreactuar, o Luke Allen-Gale, al que parece que nunca le han explicado lo que es ser consecuente con el contexto de la escena, sonriendo continuamente y pareciendo estar super happy incluso cuando masacran a sus compañeros. Lamentable.

Uno de los mayores problemas que presenta la cinta son las numerosas situaciones absurdas que se irán sucediendo. Traiciones sin contexto ni sentido alguno, sacadas de la manga para intentar dar un golpe de efecto, pero que en verdad resultan completamente incomprensibles. Reacciones bastante anticlimáticas de ciertos personajes secundarios y/o de relleno. Conversaciones que harían sonrojarse hasta al más pintado. Momentos que buscan "enternecer" al espectador, pero casi dan más risa que otra cosa. Sacrificios que pretenden ser "épicos", pero que fracasan miserablemente por culpa de un montaje y una dirección desastrosos. Cambios de actitud completamente repentinos y sin justificación alguna, que casi parecen provocados por cambios a posteriori del guion que ni siquiera fueron contrastados con el resto de la escena. Combates un tanto chorras y quizá demasiado "flipados", sin entender nunca lo que una situación como la que presentan requeriría. Y así podría tirarme un buen rato, pues en verdad os digo que es un no parar de estupideces varias y momentos bochornosos. Lo cual todavía podría tener su gracia si al menos la película no se tomase en serio a sí misma, como ya pasaba en House of the Dead, la cual abrazaba sin miedo el meme en que se había convertido, pero esto... en fin.

Por último, para ya poner la guinda a este delicioso pastel, me gustaría destacar, para mal, el ínfimo nivel de producción que se gasta toda la cinta. Los decorados son, generalmente, de cartón piedra. Cierto es que tiene algún escenario visualmente atractivo y bien construido en lo puramente ambiental, pero la mayoría son sumamente falsos e insulsos. El diseño de las armas e incluso del mismo equipo de los marines es, literalmente, de coña. Algo que notaremos, sobre todo, cuando la BFG haga su aparición estelar. Y es que no os mentiría si dijese que la pistola de agua que compré para jugar con mi hija en la piscina resulta más creíble y realista que eso. Si es que todas las armas son de plasticucho del malo. Incluso la motosierra!! La cual se presenta en un combate que intenta ser super épico, pero no hace sino dar vergüenza ajena por detalles tan rancios como que el arma en cuestión no solo es más falsa que un euro de madera, sino que ni tan siquiera muestra su hoja en movimiento. Es decir, la prota anda rebanando a sus enemigos con una motosierra apagada. ¿Estamos locos? Pero vamos, que no se queda ahí la cosa, pues resulta que los efectos especiales son, como poco, cuestionables. ¿Y el maquillaje de los demonios y humanos infectados? Pues, a ver, el de los demonios aún podría tener un pase, pese a ser más feos que pegar a un padre, pero el de los humanos mutados... es que no hay por dónde cogerlo.


Joan Dark, quien parece querer hacer un juego de palabras con la mítica protagonista de Perfect Dark, es de lo poco rescatable de una cinta tan infame como la que nos ocupa.
...
...
...
...

Aún recuerdo las muchas voces críticas que se alzaron en contra de la cinta de Andrzej Bartkowiak. Una película que cogía los principales elementos de una saga tan icónica como DOOM para dar forma a una pequeña aventura de ciencia ficción y acción francamente disfrutable, aunque con inevitables pegas. Pues bien, Annihilation es el deterioro absoluto de la fórmula. Lo cual ya era de esperar si tenemos en cuenta que su director, Tony Giglio, no es que tenga una filmografía especialmente prometedora. Pero bueno, hay veces que directores noveles, o incluso aquellos que tan solo han hecho productos menores y/o cutres, acaban por despuntar en obras de mayor importancia y calado de la forma más inesperada. Lamentablemente, este no es el caso.

DOOM: Annihilation es aburrida, cutre y un tanto vergonzosa en no pocos sentidos. El ritmo es sumamente irregular, pudiendo sentirla lenta en un momento para acto seguido sufrir de una caótica puesta en escena. Los actores, en su mayoría, son malos a rabiar. A lo cual no ayuda una construcción y dirección de personajes que a veces no sabe ni qué pretende contar. El guion es bastante malo, dejándonos algunos diálogos para el recuerdo. La acción está fatalmente medida y nunca sabrá acoplarse al propio contexto, salvo por algún combate contra algún demonio muy concreto. Y así podríamos seguir y seguir destacando todo tipo de errores y problemas que harán de esta película un gran suplicio para todo aquel que se digne a verla.

Lo único "bueno" que tiene es su fidelidad respecto a los dos primeros juegos, salvando por supuesto las distancias. Pero... ¿es eso suficiente? Yo diría que no. De hecho, diría que nos encontramos ante una de las peores películas basadas en videojuegos que hemos analizado aquí en el grupo. Dicho queda.
Jueguículas, DOOM Annihilation, Tony Giglio, Amy Manson y Dominic Mafham
Subir
Grupo > Echoes of Fantasy > [Jueguículas] DOOM: Annihilation

  • Regístrate

  • Información legal
Juegos© Foro 3DJuegos 2005-2022. . SOBRE FORO 3DJUEGOS | INFORMACIÓN LEGAL