Español (ES)
Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
-De todo un poco-
Grupo / Formado por 4606 miembros
Temática:

Otros

-De todo un poco-
Grupo para personas

Unirme al grupo

Reportar abuso

Foro del grupo

Responder / Comentar
Foro -De todo un poco-
Por Mordred7006
Hace 10 meses / Respuestas: 2 / Lecturas: 97

Niños asesinos y psicópatas

NIÑOS ASESINOS Y PSICÓPATAS

En la mayoría de los imaginarios populares los niños representan la inocencia, la esperanza y el futuro. Por eso, las historias de niños asesinos y psicópatas resultan ser un verdadero shock para cualquier persona. Parte del cerebro no llega a comprender que existen menores de edad que no solo son capaces de matar a una persona; incluso, algunos de ellos lo ejecutan de una manera atroz y sanguinaria.


Por desgracia, estos niños son la excepción a la regla. Menores de edad que han cruzado los límites y han pasado a la historia más negra por sus crímenes. Sea por los motivos que sea, estos pequeños psicópatas destrozaron hogares y familias. La sociedad, tras salir a la luz sus crímenes, llegó a preguntarse ¿Qué estamos haciendo mal.


Niños asesinos y psicópatas
Jon Venables y Robert Thompson tenían apenas 10 años, en 1993, cuando fueron condenados por asesinato en Reino Unido. 

James Bulger tenía 2 años cuando fue secuestrado por Venables y Thompson en una carnicería, el 12 de febrero de ese año, mientras estaba con su mamá. Las cámaras del lugar mostraron al pequeño ir de la mano con los dos niños. Lo que nadie sabía era el destino que le esperaba a James.

Luego de dos días de búsqueda, el cuerpo sin vida del niño fue encontrado en las vías de la estación abandonada Walton & Anfield, de Liverpool. El patólogo forense Alan Williams determinó que James tenía 42 heridas. Dijo que eran tantas que no pudo determinar cuál de ellas le quitó la vida.

Venables y Thompson fueron juzgados como adultos y fueron condenados a prisión el 24 de noviembre de 1993. Quedaron en libertad a los 18 años: Venables volvió a la cárcel por pedofilia y de Thompson nunca se volvió a saber.


Joshua Phillips (izq.), de 14 años, fue declarado culpable, por las leyes federales de Florida (EE. UU.), de asesinar a su vecina, en 1999.

Phillips jugaba béisbol con su vecina, de 8 años, cuando, según él, accidentalmente la golpeó en la cabeza con la pelota. Para que dejara de llorar volvió a golpearla varias veces.

Según él, la asesinó accidentalmente y decidió llevar el cuerpo a su casa, donde lo escondió debajo de su cama. El cadáver fue encontrado por su madre una semana después, por el fuerte olor.

Phillips cumple cadena perpetua por el crimen y fue un fenómeno mediático en ese entonces, incluso, sirvió para hacer un documental llamado "Why did Josh kill?"



Eric Smith tenía 13 años y era víctima de bullying por sus gafas gruesas de cristal y sus pecas en todo el cuerpo.

La forma que encontró para desquitarse es asesinar a un pequeño de cuatro años llamado Derrick Robie, en 1993, en el condado de Steuben, de Nueva York (EE. UU.).

Una vez en la cárcel, cuando le preguntaron por las razones del crimen, dijo que lo hizo "porque en vez de que me hicieran daño a mí, yo era el que estaba haciendo daño a alguien".

En el análisis forense del cuerpo del pequeño Derrick se encontraron signos de estrangulamiento, golpes con piedras grandes e incluso se determinó que el niño fue sodomizado con un palo. Por el crimen, Smith fue condenado, en principio, a 9 años de prisión, pero lleva más de 20 y le han negado la libertad condicional en cinco ocasiones.


El joven de 14 años George Stinney fue la persona más joven en ser ejecutada en Estados Unidos: fue condenado por el asesinato de Betty June Binnicker, de 11 años, y Mary Emma Thames, de 8.

El 16 de junio de 1944, el joven de 14 años George Stinney fue la persona más joven en ser ejecutada en Estados Unidos: fue condenado por el asesinato de Betty June Binnicker, de 11 años, y Mary Emma Thames, de 8.

Stinney confesó el crimen y dijo que quería tener relaciones sexuales con Betty June, pero que terminó matando a las niñas.

Más tarde se determinó que la viga con la que fueron asesinadas las niñas pesaba más de 19 kilos y que el joven no hubiera podido levantarla y mucho menos golpearlas con fuerza suficiente como para matarlas.

El caso de Stinney fue muy controversial, ya que, 70 años después de su ejecución, Carmen Tevis Mullen, una jueza de Carolina de Sur, lugar donde ocurrieron los hechos, determinó que el joven no tuvo un juicio justo y que el proceso estuvo plagado de violaciones a sus derechos fundamentales.




Escena del film  La Milla Verde


Lionel Tate (der.) tenía 12 años cuando fue condenado por el asesinato de Tiffany Eunick (izq.)

Los desafortunados hechos empezaron cuando la madre de Tate decidió llevar a su casa a Tiffany, una niña, de 6 años, que se encontraba bajo su cuidado. La niña empezó a jugar con Lionel y un rato después él llamó a su madre y le dijo que la niña no respiraba.

Los hechos ocurrieron en 1999, en el condado de Broward (Florida). Tate le explicó a su madre que habían estado jugando lucha libre, que le hizo una llave y la golpeó contra la mesa.

Sin embargo, un médico forense informó que la muerte fue causada por pisotones contundentes que destrozaron el hígado de la niña. También se determinó que el cuerpo presentaba fracturas de cráneo y de costillas y que su cerebro estaba hinchado a causa de una paliza que duró de 1 a 5 minutos.

Durante el juicio, él confesó que había hecho un salto imitando a sus luchadores favoritos, tirándosele encima a Tiffany.

En 2001, el joven fue condenado a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional, pero su sentencia fue anulada con posterioridad, pues se determinó que no se le hicieron exámenes de capacidad mental antes ni durante el juicio. En 2004, salió de la cárcel y se le otorgó la libertad condicional por 10 años.


Barry Dale Loukaitis fue condenado a sus 14 años por un asesinato que cometió en 1996.El joven tomó como rehenes durante 10 minutos a otros estudiantes.

Barry Dale Loukaitisfue condenado a sus 14 años por un asesinato que cometió en 1996.Loukaitis iba vestido como un pistolero del Medio Oeste e iba armado con un rifle calibre 357 y una pistola calibre 25 que pertenecía a su padre cuando irrumpió en su clase de matemáticas, en la que mató a dos estudiantes y a su profesora.

El joven tomó como rehenes durante 10 minutos a otros estudiantes, antes de que un profesor de educación física lo dominara. Se tuvo conocimiento de que el joven dijo "This sure beats algebra, doesn’t it?" ("esto seguramente supera matemáticas, no?") cuando vio a sus compañeros en pánico.

Esta es una cita de una novela de Stephen King en la que, ¿coincidencialmente?, el protagonista mata a dos estudiantes y a un profesor en una clase. Por los hechos, Loukaitis está cumpliendo dos cadenas perpetuas más 189 años de prisión.


Craig Price tenía 15 años, en 1989, cuando fue condenado por cuatro homicidio que cometió en Rhode Island.

El primero fue el de Rebecca Spencer, una joven, de 27 años, que era su vecina y a quien apuñaló en repetidas ocasiones. Esto sucedió en 1987.

Dos años después, los cuerpos de Joan Heaton, de 39 años, y los de sus hijas, Jennifer y Melisa, de 10 y 8 años, estaban cubiertos con sábanas cuando fueron encontrados. Habían sido apuñaladas más de 10 veces cada una.

Los asesinatos fueron tan brutales que se le encontró, a una de las niñas, una hoja de cuchillo en su garganta. Incluso, para el estudio de criminalística participó un perfilador de conducta criminal del FBI.

Price fue juzgado y condenado antes de cumplir 16 años y todavía está en la cárcel. ¿Las razones de sus crímenes? Aun en la actualidad, no están claras.


El británico Graham Young (cuando empezó a atacar siendo joven, izq.) era un joven de 14 años que, desde pequeño, encontró una fascinación con la química y empezó a experimentar con venenos, mintiendo sobre su edad para adquirirlos

El británico Graham Young, era un joven de 14 años que, desde pequeño, encontró una fascinación con la química y empezó a experimentar con venenos, mintiendo sobre su edad para adquirirlos.

Las personas que atacaba fueron sus familiares y amigos y su primera víctima fue la madre de su madrastra, quien murió por envenenamiento en 1962, pero nunca nadie sospecho del joven Graham.

Fue hasta que uno de sus profesores descubrió en su escritorio extrañas sustancias, después de un día de clase, que se comenzó a sospechar. Entre los objetos había venenos, ensayos sobre presos famosos y bocetos de moribundos. Una vez se tuvo conocimiento de su actuar fue llevado a un hospital de máxima seguridad, donde siguió envenenando al personal del hospital (una persona murió).

Su conocimiento era tal que lograba extraer cianuro de las hojas de laurel. A los 23 años, luego de salir de la cárcel, vivió con su hermana y siguió envenenando a sus compañeros de trabajo .Young volvió a la cárcel y allí murió.


Mary bell de 11 años.

Mary Bell, encarcelada a los 11 años de edad, fue encontrada culpable del asesinato de dos niños: Martin Brown, de cuatros años de edad, y de Brian Howe, de tres años de edad. Ella misma se implicó al describir con sumo detalle un par de tijeras rotas con las que había estado jugando Brian. Incluso, Mary dejó escrita la letra 'M' en el estómago de Brian después de asesinarlo.

La realidad de Mary Bell es que sufrió continuos abusos por parte de su padre no biológico y de su madre. Esta llegó a obligarla a intimar sexualmente con algún cliente, ya era prostituta. La justicia determinó que su familia era responsable de su atroz y sanguinario comportamiento. Bell, la única chica de 11 años en el reformatorio, fue puesta en libertad 23 años después.


"Jesse Pomeroy" de 11 años.

Jesse Pomeroy tiene en su currículum el título de ser la persona más joven en ser condenada por un asesinato en la historia de Massachusetts. De hecho, a la temprana edad de 11 años, ya era conocido por sus ataques frecuentes contra niños. Una vez llegó a secuestrar y torturar a ocho menores. Fue enviado a un reformatorio donde debía salir a los 21 años. Sin embargo, fue puesto en libertad poco tiempo después por buen comportamiento.

A finales del siglo XIX, Pomeroy era conocido como “El novio de Boston”, ya que había secuestrado y torturado a ocho niños menores de 10 años; después de eso, Jesse siguió con su deseo de asesinar, y mató a una pequeña de 11 años y luego a un bebé de cuatro años al que acuchilló tantas veces que casi lo dejó decapitado. Cuando se le detuvo por los crímenes solamente respondió: “Sí, supongo que lo hice, ahora deténganme”.

Fue condenado a cadena perpetua en confinamiento solitario. Murió a los 73 en un hospital psiquiátrico.


Brenda Spencer de 14 años.

Esta chica de 14 años tenía todo en la vida para ser feliz, pero lo perdió por un regalo de Navidad. En las fiestas navideñas de 1978, Brenda recibió como regalo de parte de sus padres, un rifle. En enero de 1979, la extraña joven decidió utilizar el arma en su escuela, hiriendo a ocho niños y matando a dos profesores que intentaron evitar la tragedia. Cuando se le preguntó por qué lo hizo su respuesta fue: “No me gustan los lunes”.


Cristian Fernandez de 12 años.

Cristian tuvo una vida durísima. Su madre fue violada y embarazada a los 12 años, su padrastro se suicidó frente a él, a los 6 años asesinó a un gato solo porque lo arañó, y así muchas situaciones más. La tarde del 14 de marzo de 2011, Biannela Marie salió de su casa y dejó a Cristian, el mayor de sus hijos,a cargo del cuidado de sus hermanos. Cuando regresó por la noche, se encontró al más pequeño, de dos años, inconsciente sangrando por la nariz y los oídos, Cristian lo había asesinado.


Natsumi Tsuji "Nevada-tan" de 11 años

Era entusiasta en los deportes, sobre todo en el basquetball; una buena alumna, amaba las películas y la Internet y tenía un coeficiente que rozaba los 140 puntos. 

Sin embargo, una película perturbó la mente de la pequeña Tsuji. "Batalla Real", una cinta japonesa en la que un grupo de alumnos descarriados son enviados a una isla desierta para asesinarse entre ellos, caló muy dentro de la pequeña. 


Batalla Real fue estrenado en el año 2000 y causó una ola de críticas por la historia, la cual está basada en una novela del mismo nombre.



Poco después, tuvo una discusión con Satomi Mitarai, niña de 12 años que estudiaba con Tsuji, que llegó a las redes sociales. Mitarai ofendía a Tsuji por su aspecto físico, algo que provocó que la niña abandonara el basquetball y sus notas comenzaran a caer notablemente. 


Natsumi Tsuji, conocida como Nevada-tan.


Luego de ello, Tsuji no fue normal. La ira controlaba su caracter llegando incluso a amenazar con un cuchillo a uno de sus compañeros de clase por una discusión.

El primero de junio del 2004, la clase de Tsuji posó en el patio de su colegio para una foto grupal. En ella se puede apreciar a Tsuji cerca de Mitarai, sería la última foto de una de ellas. 


Foto grupal en las que resaltan Tsuji (izquierda) y Mitarai (derecha). 


Esta imagen fue el origen del alias 'Nevada-tan'. La polera que llevaba Tsuji tenía la inscripción Nevada y el sufijo -tan hace referencia a niño o pequeño en japonés. El apodo fue utilizado debido a una ley en ese país que prohibe difundir el nombre de un menor en los medios, así haya cometido un crimen. 

Luego de la foto, ambas niñas fueron a una sala vacía. Tsuji vendó los ojos de Mitarai como parte de un juego. Acto seguido, la menor tomó un cutter y degolló a su compañera. Mitarai murió desangrada. 

Sin embargo, lo que más sorprendería a todos sería la normalidad con la que Tsuji regresó a su salón cubierta en sangre, entró y se sentó en su lugar habitual. El maestro de la niña fue quien encontró a Mitarama. Tsuji fue a parar a un reformatorio. Y a la mayoría de edad pasó a una prisión.


Jordan Brown de 11 años

Su padre era la principal figura referencial del pequeño Jordan Brown (tenía 11 años en el 2009), sobre todo después que Milded Krause, su madre, lo abandonara. 

Poco después Jordan vio cómo su familia se amplió con la llegada de Kenzie Marie Houk, de 26 años, la nueva pareja de su padre. 


Jordan Brown junto a Kenzie Houk, nueva pareja del padre de Brown. (Internet)


Houk había llegado junto a sus dos hijas, de 4 y 7 años. 

A mediados del 2008 la familia se mudó a una granja de Wampun, Pensilvania. Kenzie había quedado embarazada y necesitaban un lugar más grande para vivir. 

La nueva pareja del padre de Jordan, consciente del caracter del pequeño e imaginando el trauma que debió experimentar con el abandono de su madre, decidió incluir a Jordan en todas las actividades que podía. 

Un día, un familiar de Kenzie llevó a las niñas a pasear en su motocicleta. Al regresar, Kenzie exigió que Jordan tambien pasee con él. Una vez que regresaron, el familiar de la mujer le confesó su sorpresa al ver que Jordan no se emocionaba.

Para Navidad de ese año otro hecho comenzó a dibujar el fatidico camino. El padre de Jordan le obsequió un rifle calibre 20 para que lo acompañara a practicar tiro al blanco, algo muy acostumbrado en la zona. 

Un detalle que pasó desapercibido por casi todos, excepto por el familiar que paseó a Jordan en su motocicleta, fue que el pequeño parecía solo emocionarse cuando empuñaba un arma y la disparaba. Más allá de eso ningún indicio hacía sospechar sobre Jordan. 

El 20 de febrero del 2009, Jordan despertó temprano, alistó lo necesario para ir a la escuela, tomó su escopeta y se dirigió al cuarto de sus padres. Kenzie estaba durmiendo, llevaba ocho meses de gestación. 

Jordan acercó el rifle a la cabeza de Kenzie y le disparó. Recogió los cartuchos, los enterró en un bosque cercano, regresó a su casa para recoger sus cosas y se fue a la escuela.

La hija mayor de Kenzie fue quien encontró el cadaver de su madre. El padre de Jordan contactó con la policía y arrestaron al menor.

Jordan Brown luego de ser capturado por la policía de Pensilvania. (Internet)


Luego de algunos horas en interrogatorio, Brown confesó el crimen sin mostrar arrepentimiento. El móvil del crimen nunca fue aclarado. 

Jordan fue procesado como un adulto debido a la premeditación con la que cometió el asesinato, medida que sería revocada tiempo después porque manifestantes y organismos de derechos humanos exigieron que fuera juzgado como un menor. 

Debido a esto último, Brown fue recluido en un centro de rehabilitación en el cual permaneció hasta el 2018..
8 VOTOS
FallenAngel6662469Hace 10 meses1
Y para concluir una recomendación lectora sobre niños psicópatas  

1 VOTO
DavidPS2re412166Hace 10 meses2
Un detalle, Eric Smith ya no sigur encarcelado como dice el artículo, fue liberado en octubre de 2021 después de 27 años en la cárcel. De todos ellos, es el que más podría entender, ya que es el asesinato es una consecuencia directa del bullying que sufrió él mismo y deja claro el grave problema que social que implica el bullying.
1 VOTO
Responder / Comentar
Subir
Grupo > -De todo un poco- > Niños asesinos y psicópatas

  • Regístrate

  • Información legal
Juegos© Foro 3DJuegos 2005-2023. . SOBRE FORO 3DJUEGOS | INFORMACIÓN LEGAL